Inicio/observatorio

About observatorio

This author has not yet filled in any details.
So far observatorio has created 43 blog entries.

Número de llamadas recibidas por líneas de atención en el contexto de las medidas de aislamiento preventivo por CovSar2 en Colombia

Número de llamadas recibidas por líneas de atención en el contexto de las medidas de aislamiento preventivo por CovSar2 en Colombia

El siguiente apartado ofrece un panorama general del comportamiento de las llamadas recibidas por las líneas de atención 155 de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, 141 del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y del 123 perteneciente a la Policía Nacional. Con el ánimo de ubicar posibles cambios emanados por la condición atípica del confinamiento se presentarán los resultados de las tres líneas desde el 25 de marzo, fecha en que se declaró la medida de aislamiento obligatorio por parte de la Presidencia de la República hasta el 30 de abril, en total 37 días calendario y se compararán a modo de contraste con los datos de las tres líneas para el mismo periodo del año 2019.

DESCARGAR DOCUMENTO COMPLETO

Número de llamadas recibidas por líneas de atención en el contexto de las medidas de aislamiento preventivo por CovSar2 en Colombia2020-06-03T08:21:36-05:00

El OEM quiere conocer qué ha significado para tus hijos e hijas el COVID-19*!

¡Las niñas, niños y jóvenes también cuentan! El OEM, en articulación con el CEAF, trabajará durante el mes de junio de 2020 por dar a conocer las percepciones de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes sobre el aislamiento preventivo en Colombia.

El OEM abre la convocatoria para el envío de un vídeo donde de manera voluntaria niños, niñas, adolescentes y jóvenes de Colombia nos narran sus experiencias en el marco de la pandemia por el COVID-19. El plazo máximo para el envío de los vídeos es el día 15 de junio.

Descargue aquí el formato de consentimiento informado

Si tiene alguna pregunta o desea obtener información adicional puede comunicarse con nuestra coordinadora de incidencia Salomé Arias-Arévalo y al correo electrónico: msarias@icesi.edu.co

Si tienes hijos o hijas entre 6 y 17 años, envíanos un vídeo de ellos/as respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál sería tu consejo al Alcalde de tu ciudad para manejar el confinamiento preventivo?

  • ¿Cómo ha cambiado tu vida estos dos últimos meses en casa? ¿Cómo te has sentido?

¿Cómo nos envías tu vídeo?

  • Como cuidador principal, diligencia el formato de autorización de publicación.

  • Graba el vídeo de forma horizontal con tu celular.

  • Que tus hijas e hijos nos cuenten lo más importante para ellos(el vídeo debe ser máximo de 50 segundos).

  • Busca un espacio tranquilo y silencioso para grabar a tus hijos e hijas, ¡un espacio de tu hogar que les guste!

  • Envía el vídeo y el formato de autorización a info@oemcolombia.com.

Si tienes entre 18 y 22 años, envíanos un vídeo respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál sería tu consejo al Alcalde de tu ciudad para manejar el confinamiento preventivo?

  • ¿Cómo ha cambiado tu vida estos dos últimos meses en casa? ¿Cómo te has sentido?

¿Cómo nos envías tu vídeo?

  • Diligencia el formato de autorización de publicación.

  • Graba el vídeo de forma horizontal con tu celular.

  • Cuéntanos lo más importante para ti (el vídeo debe ser máximo de 50 segundos).

  • Busca un espacio tranquilo y silencioso para grabarte, ¡un espacio de tu hogar que te guste!

  • Envía el vídeo y el formato de autorización a info@oemcolombia.com.

El OEM quiere conocer qué ha significado para tus hijos e hijas el COVID-19*!2020-06-17T14:50:32-05:00

COVID-19 en la vida de las mujeres Razones para reconocer los impactos diferenciados

La emergencia derivada del COVID-19 está provocando impactos específicos sobre las mujeres y profundizando las desigualdades de género existentes, tanto al interior de los hogares como fuera de ellos, en los hospitales y centros sanitarios, en el trabajo y también en la política. Esta realidad requiere que la participación igualitaria de las mujeres en las decisiones y el enfoque de género sean elementos centrales de las políticas de mitigación y recuperación de la crisis. Las lecciones que han dejado pandemias recientes (Ébola, Zika, SARS) han demostrado que la incorporación de las necesidades de las mujeres en el abordaje de la emergencia no es una cuestión menor. Al contrario, no considerar un enfoque de género profundizará las desigualdades con efectos que se prolongarán en el largo plazo y serán difíciles de revertir.

Las medidas de confinamiento buscan proteger la salud pública y evitar el colapso de los servicios de salud; sin embargo, su aplicación no es neutra desde el punto de vista de género. Los hogares se han convertido en el espacio donde todo ocurre: el cuidado, la educación de los niños, niñas y adolescentes, la socialización, y el trabajo productivo; lo que ha exacerbado la crisis de los cuidados. Se ha incrementado la carga de trabajo relacionada con el cuidado y la atención a las personas, cuya respuesta debería ser colectiva.

Sin embargo, la realidad es que esta no se distribuye equitativamente, sino que recae principalmente en las mujeres, y no está valorada ni social ni económicamente. Fuera de los hogares, las mujeres también constituyen el mayor contingente que está asumiendo los cuidados, en el sector de la sanidad, en el trabajo doméstico remunerado y en centros especializados de cuidado de menores, adultos/as mayores y personas con discapacidad, situación que conlleva impactos diferenciados sobre la salud de las mujeres y las expone a un mayor riesgo de contagio.

Globalmente, las mujeres son más pobres que los hombres y ya están sintiendo los efectos en el ámbito económico y en el mercado de trabajo, también segmentado por género. Las mujeres
representan una gran proporción de la economía informal en todos los países y los datos indican que los sectores de la economía más perjudicados por las medidas de aislamiento social afectan de modo importante a las mujeres. Con independencia del sector, la efectiva participación de las mujeres en el trabajo remunerado que se recupere post COVID-19 será necesario para su empoderamiento económico y para la reactivación económica de los países.

Descargar documento Completo

COVID-19 en la vida de las mujeres Razones para reconocer los impactos diferenciados2020-05-26T11:19:58-05:00

Voces situadas 12 ¿Quién cuida a la cuidadora? Capitalismo, reproducción y cuarentena

En las últimas décadas, el fenómeno migratorio se ha ido feminizando. A diferencia de la migración masculina, la de las mujeres afecta a las cadenas de cuidados: el éxodo transnacional —a países vecinos o a otros continentes—, para encontrar mejores condiciones laborales y poder ayudar al sostenimiento de la vida en sus hogares de origen, implica que las mujeres se alejen de los familiares a los que cuidaban —hijos e hijas, padres y madres, personas enfermas, etc.—, con quienes no tienen posibilidad de reagruparse, generándose un déficit de cuidados que asumen otras mujeres, sea de forma remunerada o no. Tanto la cadena de vulneración de derechos sobre estas personas como las diferencias Norte y Sur llegan hasta los parajes más remotos.

¿Quién cuida a las cuidadoras? Capitalismo, reproducción y cuarentena es una propuesta de reflexión a partir de una conversación abierta acerca de las luchas concretas del trabajo doméstico en el contexto capitalista, visibilizadas y agravadas por la emergencia sanitaria de la COVID-19.

El diálogo entre la escritora y activista feminista Silvia Federici y las activistas en defensa de los derechos y la dignidad de las trabajadoras domésticas Eda Luna, Claribed Palacio, Lyudmila Montoya y Rafaela Pimentel  se centrará en la inexistente conciliación entre dos formas de trabajo: producción y reproducción. En este sentido, se manifiesta una doble situación de explotación y violencia como consecuencia de la falta de reconocimiento del auténtico valor de los cuidados implícita en la estructura social. En el encuentro se hará énfasis en dicha labor y en los derechos de las cuidadoras desde lógicas alternativas al capitalismo.

Participantes

Silvia Federici. Escritora, profesora y activista feminista italoestadounidense. Fue una de las impulsoras de las campañas que comenzaron a reivindicar un salario para el trabajo doméstico realizado por las mujeres como demanda de la economía feminista. Trabajó durante varios años como profesora en Nigeria y es profesora emérita de la Universidad Hofstra en Nueva York. Ambas trayectorias convergen en dos de sus obras más conocidas: Calibán y la bruja: mujeres, cuerpo y acumulación originaria (2004) y Revolución en punto cero: trabajo doméstico, reproducción y luchas feministas (2013).

Eda Luna. Estudiante de la Licenciatura en Trabajo Social en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. En 2015 entra en contacto con la Red de Trabajadoras Domésticas a través de un proyecto en conexión con el Centro de Estudios de la Mujer – Honduras (CEM-H) y financiado por la agencia de cooperación Brücke-Le pont. Desde entonces, forma parte de la Comisión Política de la Red de Trabajadoras Domésticas impulsando programas de formación y creando iniciativas económicas en las que las mujeres que realizan trabajo doméstico remunerado puedan concretar su vida a nivel individual y colectivo.  También es conductora del programa de radio Ni gatas, ni nachas. Trabajadoras domésticas!

Claribed Palacio. Presidenta de la Unión de Trabajadoras Afrocolombianas del Servicio Doméstico (UTRASD), un sindicato de lideresas unidas desde 2013 para promover y exigir los derechos laborales y humanos de las trabajadoras domésticas en todo el país colombiano. En marzo de 2018 participaron en la Conferencia Global de Trabajadores Africanos en Londres con el apoyo del Programa de Inclusión para la Paz de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM).

Lyudmila Montoya. Militante de Trabajadoras No Domesticadas de Bilbao (TND) desde su conformación. Nacida en Nicaragua, llegó al País Vasco hace 14 años y estuvo empleada en trabajos de hogar y cuidados durante seis años. Logró homologar sus estudios de ingeniería informática, pero las dificultades para lograr un empleo acorde con su preparación le llevan a combinar diferentes trabajos, con jornadas parciales o completas. Participa como activista en diferentes espacios sociales, asesorando y acompañando a mujeres migradas (prácticamente todas trabajadoras de hogar y cuidados) en sus procesos de homologación de estudios, nacionalidad y regularización.

Rafaela Pimentel. Activista del ámbito del feminismo y del trabajo doméstico, ha sido galardonada con el premio Avanzadoras 2018. Comenzó a participar en movimientos feministas y de mujeres en su país, República Dominicana, y continuó con el activismo en España, donde llegó en el año 1992. En la actualidad, forma parte de Territorio Doméstico, colectivo en el que se organizan empleadas de hogar para reivindicar sus derechos. Es también activista de la Coordinadora Feminista 8M.

 

Fuente: https://www.museoreinasofia.es/actividades/voces-situadas-12

Voces situadas 12 ¿Quién cuida a la cuidadora? Capitalismo, reproducción y cuarentena2020-05-26T10:52:09-05:00

Invitación Panel Observatorios de género en Latinoamérica: retos y propuestas de política pública en el marco de la pandemia

Invitación Panel Observatorios de género en Latinoamérica: retos y propuestas de política pública en el marco de la pandemia2020-05-14T08:27:32-05:00

Covid – 19, Brecha de género en el mercado laboral

Conscientes de la importancia de la información estadística en la actual coyuntura, el DANE y el Departamento de @JaverianaEcon presentan un informe sobre los posibles impactos del #COVIDー19 en las brechas de género del mercado laboral en Colombia

Covid – 19, Brecha de género en el mercado laboral2020-04-23T21:20:59-05:00

Violencias basadas en género y Covid-19

SOBRE LAS VIOLENCIAS BASADAS EN GÉNERO

El confinamiento ocasionado por el COVID-19, ha dejado en evidencia las desigualdades y los grandes problemas sociales a los que se enfrenta el país y el mundo actualmente. Una de las principales cuestiones que afectan a las mujeres tiene que ver con los efectos de las violencias basadas en género, que se han amplificado en esta situación de emergencia y cuya atención resulta prioritaria para garantizar el bienestar y la vida de las mujeres.

Violencias basadas en género y Covid-192020-04-23T21:21:45-05:00

OEM en el COVID: Equidad de género en tiempos de crisis

Las mujeres del Valle son más vulnerables dentro de la crisis.

 

Cuatro datos de la encuesta OEM 2019 así lo demuestran:

 

 Las mujeres del Valle tienen trabajos más precarios. El 65,2% de las mujeres tiene situaciones precarias de trabajo. El 27,3 trabaja en su casa sin recibir ingresos fijos, el 20,6%  realiza actividades ocasionales para generar ingresos y el 17,3% reporta ser trabajadora independiente. Ninguna de estas mujeres cuenta con cobertura de seguridad social.

Las mujeres del Valle realizan siete veces más trabajo de cuidado que sus pares hombres. Durante el confinamiento las casas estarán más pobladas y el trabajo de cuidado se incrementará. Esto implica que las mujeres vivirán, en términos de carga de trabajo, el doble de la cuarentena que sus parejas varones.

 La cuarentena dispara el riesgo de violencias basadas en género y su impunidad. El 46,7% de las mujeres del Valle reporta inseguridad en su hogar. La cuarentena obligará a las mujeres y las niñas a convivir por largos periodos con sus victimarios.

Las mujeres tenemos menos acceso al sistema de salud. Solo 39% de las mujeres encuestadas del Valle reporta que está afiliada, es cotizante o es beneficiaria de alguna entidad de seguridad social en Salud”

*Todas las cifras se presentan en porcentajes.

¿Qué hacer en la crisis por y para las mujeres?

Alerta 1. La economía de cuidado. Esta crisis ha hecho visible la importancia del trabajo de cuidado y ha incrementado su demanda.  Pronto el sistema de cuidado, remunerado y no remunerado, estará colapsado. Los gobiernos deben tomar medidas urgentes para proteger a las mujeres vinculadas con el sistema de cuidado en trabajos precarios (servicios domésticos, cuidado de enfermos, niños y personas de la tercera edad, mujeres vinculadas con el sector del cuidado corporal y la belleza, entre otras) y propiciar una distribución equitativa del trabajo de cuidado en casa. Esto implica:

– Tener datos sobre la economía informal, mayoritariamente femenina.

– Sensibilizar al sector formal de la carga de cuidado de sus trabajadoras e incentivar el trabajo de cuidado masculino.

– Generar alertas de crisis emocional derivada de la carga de trabajo.

– Hacer alertas frente al sistema formal en salud, que debe prestar especial atención a las cuidadoras remuneradas (médicas, enfermeras, terapeutas respiratorias, aseadoras, trabajadoras sociales, psicólogas) que se encuentran haciendo doble trabajo de cuidado, en casa y en las Instituciones.

Alerta 2. Espacio público seguro para las mujeres. La pandemia y sus medidas nos afectan de maneras diferentes. Mientras las mujeres de capas medias pueden estar confinadas en sus casas, muchas de los sectores populares se ven obligadas a salir para garantizar su sustento diario.   Además, sus espacios hogareños suelen estar más densamente poblados y con dotación deficiente para garantizar la salud física y mental de sus habitantes.

En ese sentido, los espacios públicos pueden convertirse en espacios seguros para las mujeres de los estratos populares, si se toman las medidas adecuadas. Esto, además, las aleja de agresores frecuentes que actúan en los espacios hogareño.

Alerta 3. Garantías de mínimo vital. En ciudades con hogares de mayoritaria jefatura femenina, es urgente pensar en estrategias diferenciadas para garantizar el acceso a la salud y el mínimo vital de las mujeres que son, además, el grupo de mayor exclusión general frente al sistema de salud.

Alerta 4. La solidaridad de las mujeres. Actualmente hay más de 20 iniciativas de apoyo a las mujeres vulnerables desarrolladas por redes sociales y organizaciones de base de Cali. Es importante apoyar estas iniciativas y promover su trabajo cruzado, alianzas y consolidación. Para conocer estas iniciativas, visite en redes OEM Colombia.

OEM en el COVID: Equidad de género en tiempos de crisis2020-04-02T20:51:57-05:00
Go to Top